Ensalada de temporada con higos frescos, a la vinagreta de aove y mostaza

Al final del verano y cuando ya nos adentramos en septiembre, es tiempo de otra de las frutas más deliciosas de nuestra huerta, los higos.

A veces se pueden confundir con las brevas, pero son frutos diferentes. Y científicamente ambos ni siquiera serían frutos, sino infrutuescencias (un fruto adherido a otro).

La razón de la confusión entre higos y brevas estriba en que ambos son frutos de una higuera que pueda dar dos cosechas, una a principios de verano, las brevas, menos dulces y otra a finales del verano comienzos de septiembre, con los higos que son verdes violáceos y su sabor es mucho más dulce.

Esta diferencia es origen del refrán popular ‘de higos a brevas’, que alude al extenso margen de tiempo que sucede entre las dos recogidas.