Receta fácil de tarta de castañas con chocolate, sin horno

 

Seguramente, las castañas representan como ningún otro fruto seco, la llegada del otoño. El olor y el humo que desprenden al ser asadas, nos transmiten ese calor nostálgico que nos resulta tan agradable recordar.

Aquí, os proponemos transformar todo este romanticismo en una deliciosa tarta de castañas con chocolate para disfrutar durante cualquiera de estas tardes otoñales que se avecinan.

Además de ser un fruto de temporada, la cualidades de las castañas reclaman nuestra atención para ser consumidas dentro de una dieta saludable.

Las castañas contienen pocas calorías, son ricas en fibra, proteínas e hidratos de carbono. Por tanto, resultan muy útiles para facilitar el funcionamiento del intestino y al producir un gran efecto saciante, son apropiadas en dietas de adelgazamiento. Entre los minerales que contienen, encontramos el potasio, hierro y fósforo y según diversos estudios son eficaces antiinflamatorios.

Ensalada de temporada con higos frescos, a la vinagreta de aove y mostaza

Al final del verano y cuando ya nos adentramos en septiembre, es tiempo de otra de las frutas más deliciosas de nuestra huerta, los higos.

A veces se pueden confundir con las brevas, pero son frutos diferentes. Y científicamente ambos ni siquiera serían frutos, sino infrutuescencias (un fruto adherido a otro).

La razón de la confusión entre higos y brevas estriba en que ambos son frutos de una higuera que pueda dar dos cosechas, una a principios de verano, las brevas, menos dulces y otra a finales del verano comienzos de septiembre, con los higos que son verdes violáceos y su sabor es mucho más dulce.

Esta diferencia es origen del refrán popular ‘de higos a brevas’, que alude al extenso margen de tiempo que sucede entre las dos recogidas.