Alcachofas rehogadas con jamón y aceite de oliva virgen extra

 

 Las alcachofas son un clásico de la gastronomía navarra que no debemos dejar pasar, por la enorme calidad que tiene esta verdura en nuestra región y por todos los valores nutricionales que aporta.

Además, tenemos la suerte, de que también la podemos degustar en invierno, formando parte de ese conjunto de verduras que constituyen un primer plato delicioso y sano para casi todas las épocas del año.

En Navarra, se cultiva únicamente la variedad denominada ‘Blanca de Navarra’. Se diferencia de otras porque tiene un orificio circular en su parte superior, ya que las hojas no cierran la cabeza. Además, es muy tierna y carece de filamentos en su interior. Todo esto la convierte en un plato de gran valor culinario.