KEBAB DE POLLO, EXÓTICO Y SANO

 

Nuestras ciudades están llenas de restaurantes de comida internacional que siempre es divertido probar. ¿Qué tal si también le damos ese toque éxotico a nuestra cocina y nos decantamos por introducir cosas nuevas? En la variedad está el gusto y nuestros menús se enriquecerán.

El kebab de pollo es una receta sencilla, que encantará a los niños y a cualquier invitado, y que si la hacemos en casa tenemos la seguridad de que todos los ingredientes serán sanos y saludables.

Os ponemos en antecedentes. El témino Dóner Kebab, aunque aquí sea más conocido como Kebab, significa carne a la parrilla que da vueltas y su introducción en Europa, se debe a la influencia de los emigrantes norteafricanos y turcos. 

El Döner Kebab es un plato tradicional turco, que tiene su origen en zonas de Medio Oriente y regiones vecinas y que consiste en láminas finas de carne, pollo, cordero o ternera, cocinada en un asador vertical, y que se consume en una tortita de pan plano o pita, junto con vegetales y alguna salsa de acompañamiento.

Ingredientes:

– Una pechuga de pollo
– Tomate natural maduro, uno o dos
– Una cebolla normal o dulce, al gusto

– Hojas  de lechuga o rúcula
– Un diente de ajo
– Un yogur griego
– Dos cucharas de mayonesa
– Zumo de limón
– Ras el hanout
– Pimienta negra molida
– Sal
– Aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa
– Tortas de Kebab de tamaño grande que puedes encontrar en el supemercado