EL ACEITE DE OLIVA COMO RECLAMO DE VIDA SALUDABLE EN LAS ETIQUETAS DE CONSERVAS, PATATAS FRITAS, GELES…

 El aceite de oliva se está conviritiendo cada vez más en un ingrediente de reclamo de una dieta y vida saludable en los etiquetados de productos que abarcan diferentes ámbitos de nuestra vida, desde los cosméticos e higiene corporal hasta las conservas o las patatas fritas.

 Uno de los sectores más activo en hacerlo durante los últimos años ha sido el sector de conservas y semiconservas de pescado y marisco, que concentra el 70% de las ventas del sector, y especialmente en productos como el atún, el de más ventas en España,  las sardinas o la caballa, según nos informa la revista Alcuza.

 En la mayoría de las ocasiones, las empresas conserveras utilizan aceites de oliva refinados y no virgen extra, y en cantidades reducidas, pero destacan en sus etiquetas la palabra «aceite de oliva». En otras ocasiones, cuando la conserva utiliza aceites vegetales no se llegan a diferenciar éstos en el etiquetado, aunque no siempre son de girasol.