ACIDO OLEICO, IMPRESCINDIBLE EN NUESTRA DIETA. SABES POR QUÉ?

ACIDO OLEICO, IMPRESCINDIBLE EN NUESTRA DIETA. SABES POR QUÉ?

 

Por definición el ácido oleico es un ácido graso monoinsaturado que se encuentra presente sobre todo en los aceites vegetales, como el de oliva y en frutos como el aguacate, las nueces, avellanas, pistachos, etc.

El ácido oleico forma parte de los ácidos grasos que nuestro organismo necesita para realizar sus funciones vitales, tanto físicas como intelectuales. Al no sintetizarlos de forma natural, nuestro cuerpo debe ingerirlos vía alimentación.

Pero, cuidado, no todos los ácidos grasos son igual de saludables. Los hay de dos tipos, saturados, cuyo consumo está relacionado con la aparición de enfermedades cardiovasculares. El aceite de palma, por ejemplo, es rico en ácidos grasos saturados y se emplea mucho en alimentos envasados, como bollería industrial, precocinados, etc.

Por otro lado, tenemos los ácidos grasos insaturados, que a su vez pueden ser mono y poliinsaturados. Su consumo aporta múltiples beneficios al organismo. El ácido oleico del aceite de oliva y frutos como el aguacate, nueces, avellanas, etc. son su mejor exponente.

En concreto, del 99% de los ácidos grasos que componen el aceite de oliva, entre un 63 y 83% corresponden al ácido oleico. Lo que implica que el aceite de oliva aporta a nuestro organismo todos los beneficios del ácido oleico, que se pueden contar así:

 

-Ayuda a disminuir las lipoproteínas de baja densidad, LDL, es decir el colesterol denominado ‘malo’.

-Contribuye a reducir la presión arterial. Previene frente a la hipertensión.

-Es eficaz, por tanto, contra la aparición de enfermedades cardiovasculares.

-Reduce la resistencia a la insulina

-Previene del riesgo de padecer artritis reumatoide

-Contribuye a un aumento de las defensas por el mayor desarrollo de los linfocitos y el aumento de activación de los mismos.

-Posee efectos beneficiosos en la regulación del metabolismo de los lípidos, por lo que ayuda a mantener un peso equilibrado.

 

Por tanto, gracias al ácido oleico, podemos decir que el aceite de oliva, entre los que se encuentra el aceite de Navarra, es la grasa más saludable del mundo frente al colesterol.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies