El aceite

Tipos de aceites vegetales comestibles

Los aceites vegetales comestibles son indispensables para mantener el equilibrio de los lípidos, colesterol y lipoproteínas que circulan en la sangre y que tiene una función vital en nuestro organismo.

Los aceites vegetales proporcionan vitaminas A, D, E y K, así como aceites esenciales que nuestro organismo no puede producir. Además poseen la virtud de resaltar muchas de las características sensoriales de los alimentos, como el sabor, el aroma y la textura.

 Gracias a la gran diversidad de frutos y semillas oleaginosas que se encuentran en el mercado, existe una amplia lista de aceites vegetales comestibles, entre los más importantes destacan:

 

 

Aceites de oliva en sus diferentes categorías:

  • Aceite de oliva virgen y virgen extra:

Es el aceite obtenido de la aceituna mediante procesos físicos, sin tener contacto alguno con disolventes orgánicos y con una temperatura durante su extracción, menor o igual a 35º C.

  • Aceite de oliva:

Se trata de una mezcla de aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen o virgen extra.

  • Aceite de orujo de oliva:

Es la mezcla de aceite de orujo de oliva refinado y aceite de oliva virgen o virgen extra

  • Aceites de semillas:

Son aquellos que proceden de frutos o semillas en condiciones que permiten obtener un producto bromatológicamente aceptable, obtenidos por extracción por procesos físicos, mediante acción mecánica o disolución por disolventes

Los aceites vegetales de semillas se pueden comercializar bajo el nombre de la semilla de la cual proceden, siendo los más conocidos los de girasol, germen de maíz y pepita de uva. También encontramos los aceites de semillas, cuanto éste se produce por la mezcla de dos o más aceites procedentes de las semillas antes mencionadas.

 

 

Los beneficios de la dieta mediterránea y del aceite de oliva

Nuestro organismo necesita una dieta equilibrada y saludable en la que estén presentes todos los nutrientes en su justa medida. Las grasas son uno de los nutrientes más importantes por su aporte energético, por su presencia en el desarrollo de las estructuras celulares y porque sin ellas sería imposible la asimilación de ciertas vitaminas y minerales.

Aunque la grasa sea buena, habría que puntualizar que no todas lo son. Las que resultan provechosas para el organismo y reducen los peligrosos niveles de colesterol en sangre, son las monoinsaturadas, como el oleico que contiene el aceite de oliva.

Las grasas dañinas serían las procedentes de animales o de otras semillas de plantas (aceite de coco, palma…) que aumentan el colesterol en sangre y, con ello, todos los riesgos circulatorios y coronarios que esto conlleva: infartos de miocardio, disminución de la presión arterial y una mayor dilatación de los vasos sanguíneos.

Cuando los expertos en nutrición han investigado la manera de convertir las recomendaciones nutricionales en alimentos concretos y tipos de comida, han redescubierto y ensalzado por sus virtudes la dieta tradicional del Mediterráneo.

Al estudiar los hábitos alimenticios se comprobó que la alimentación de las diversas regiones mediterráneas, compuesta por verduras, hortalizas, legumbres, frutas, pescado, aceite de oliva virgen y vino, podía ser el origen de las reducidas cifras de colesterol que presentaban estas personas cuando se comparaban con las de América del Norte, anglosajones y centroeuropeos, los cuales consumían una dieta con mayor contenido calórico, basada en grasas y proteínas de origen animal, productos lácteos y dulces, que preparaban con mantequilla o derivados.

A partir de estos estudios, se acuñó el término de Dieta Mediterránea, refiriéndose a ella como una dieta saludable, especialmente por su efecto beneficioso sobre las enfermedades cardiovasculares. Y una de las bases que demuestran este reconocimiento es el Aceite de Oliva Virgen.

 

 

Decálogo de las virtudes del aceite de olvia virgen extra

  • Es el único aceite de oliva natural que se obtiene por procedimientos exclusivamente mecánicos.
  • Es el aceite que más vitaminas aporta: E, A y D.
  • Es el más sano, saludable y de más fácil digestión.
  • Al ser natural, es un producto nutritivo y no engorda.
  • Al poderse reutilizar más veces resulta más económico.
  • Es el que mejor sabor da a las salsas, ensaladas y guisos
  • Al poder alcanzar temperaturas superiores a 180 grados, se fríen mejor los alimentos
  • Al contener ácido oleico, en crudo es beneficioso para el crecimiento óseo y el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.
  • No produce colesterol y es magnífico para las enfermedades circulatorias y cardiovasculares.
  • Es muy importante para la piel por su aporte de vitamina E a la piel.

 

Recomendaciones de uso sobre el aceite

¿Es malo usar el mismo aceite para freír?

No se debe aprovechar el mismo aceite más de dos o tres veces, ya que el uso reiterado de un mismo aceite hará que se pierdan parte de sus propiedades y nutrientes.

Si partimos de un aceite de oliva de calidad (de primera presión en frío, jugo puro de oliva) lo podremos reutilizar más veces (entre tres o cuatro) al tratarse de un aceite de elevada calidad nutricional.

Freír con aceite de oliva:

A la hora de freír alimentos es muy importante la elección de un buen aceite. El aceite de oliva es el que soporta las temperaturas más altas. El resto de aceites son más vulnerables a las altas temperaturas, ya que presentan puntos de fusión bajos y pueden oxidarse con mayor facilidad, desencadenándose compuestos nocivos para la salud.

 

 

Usos alternativos del aceite de oliva

El uso del aceite de oliva no se restringe a una dieta equilibrada, también posee otros efectos beneficiosos si la empleamos como:

Aceite de oliva como alternativa a la crema de afeitar
Basta con utilizar aceite de oliva en lugar de crema de afeitar ya que resulta hidratante y protectora de la piel.

Un cabello bonito con aceite de oliva

El aceite de oliva aporta naturalidad y un extra de brillantez al cabello, usándolo como mascarilla de pelo.

Remedio para dejar de roncar con Aceite de Oliva

Algunos expertos aseguran que tomando un trago de aceite de oliva justo antes de ir a dormir, puede hacer que los músculos de la garganta eviten hacer este particular sonido.

Aceite de oliva contra el estreñimiento

Consumir diariamente en ayunas una cucharada de aceite de oliva Virgen Extra, puede aliviar el estreñimiento.