Recetas
Cómo hacer una deliciosa mayonesa casera sin huevo y evitar intoxicaciones alimentarias

Cómo hacer una deliciosa mayonesa casera sin huevo y evitar intoxicaciones alimentarias

La mayonesa sin huevo o lactonesa es una gran alternativa para evitar las intoxicaciones, como la salmonela, tan habitual en verano, o alergias alimentarias.

Esta salsa casera sin huevo, que es sustituido por la leche, quedará igual de sabrosa y la puedes seguir utilizando en los platos habituales, ensaladillas rusa, patatas bravas, o como acompañante de pescados, fritos de calamar, patatas fritas, etc. También puedes convertirla en alioli, sencillamente añadiendo ajo, más o menos en función del picor que busques. Y como acompañante de asados, tipo cabrito, paellas, arroz negro, fideua, estará increíble. 

Ingredientes de la mayonesa sin huevo o lactonesa:

-200 ml. de aceite de oliva virgen extra Capricho by Sandúa Arbequina Ecológico

-100 ml., de leche entera (también puedes utilizar sin lactosa)

-sal y un chorrito de limón.

-1 diente de ajo, sólo para alioli.

Cómo prepara la lactonesa o mayonesa casera:

Para esta receta necesitas usar una batidora de mano o de vaso, porque hacerlo sin ella es bastante más costoso.

Coge el vaso de la batidora y vierte en ella la leche y después el aceite poco a poco. Si quieres reducir o ampliar la cantidad de salsa, sólo tienes que tener en cuenta que la proporción es el doble de aceite que de leche. También es el momento de añadir un poco de sal, el chorrito de limón, sólo si te gusta este toque, y un diente de ajo picado, en el caso de que quieras que se convierta en alioli.

Como ves, el aceite es muy importante en esta receta de mayonesa sin huevo. Aporta la mayor parte del resultado final, así que hemos elegido el nuevo aceite premium de Sandúa. Un oliva virgen extra monovarietal arbequina y ecológico. El sabor de la variedad arbequina es ideal para esta receta por su sabor suave y almendrado, sin casi picor ni amargor. Además, posee el sello de agricultura certificada de la UE. Más natural imposible.

Siguiendo con la recta de mayonesa sin huevo, te damos un truco imprescindible para que la salsa no se corte. Una vez vertida la leche y el aceite, que se quedará por encima sin mezclarse, mete el brazo de la batidora hasta el fondo y comienza a batir, pero no lo levantes hasta que veas que los ingredientes comiencen a emulsionar. Es decir cuando comience a adquirir una textura más cremosa y espesa.  Entonces, empieza a subir y bajar el brazo de la batidora, pero de forma suave, hasta que consiga el punto de la salsa mayonesa.

Otro truco de cocina que te va servir para elaborar la lactonesa es que puedes variar la textura al gusto. Si las quieres más espesa, añades un poco más de aceite y sigues batiendo; si la quieres más ligera, por ejemplo para una ensaladilla rusa, de cangrejo, atún, etc., añade un poco más de leche y bate.

 Y se acabó esta receta tan sencilla y fácil para saber cómo preparar una mayonesa sin huevo, ideal para tus platos veraniegos.


Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando en nuestro sitio web, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies