Recetas
Receta fácil de hummus de aguacate casero

Receta fácil de hummus de aguacate casero

¿Quieres saber cómo hacer hummus de aguacate casero? Sigue esta receta fácil y en 15 minutos tendrás un acompañante ideal y saludable para carnes, pescados, ensaladas… o un delicioso entrante para dipear solo o con otras salsas.

Ingredientes del hummus de aguacate:

-1 bote de garbanzos cocidos de 250gr.

-1 aguacate

-Aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa

-1 diente de ajo

-zumo de limón

-chile o cayena

-sal

-pimienta

-tahini a elección

Cómo elaborar el hummus de aguacate

Esta receta de hummus consiste básicamente en añadir al hummus, un puré de garbanzos al que se le agrega tahini (sésamo tostado y molido), el sabor y todas las cualidades y beneficios del aguacate. Este fruto tropical suavizará la intensidad de los garbanzos y dará un toque fresco a esta salsa tan deliciosa y saludable.

En primer lugar, puedes comprar un bote de garbanzos, cristal o lata, ya cocidos. Es una conserva saludable no ultraprocesada, porque sólo contiene la legumbre ya cocida, lo que nos va a facilitar mucho la labor.

Ahora se trata de triturar los garbanzos bien escurridos con el diente de ajo y un chorrito de aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa, en una batidora o robot de cocina del que dispongáis.

Para elaborar la receta de hummus de aguacate casero, hemos elegido este aceite de oliva porque al ser el puro zumo de una selección de aceitunas seleccionadas por su calidad y sabor, como picual, hojiblanca y arbequina, constituyen un aderezo sano y sabroso, además del emulsionante ideal para esta salsa.

Cuando el puré haya alcanzado una consistencia fina, aunque quizás te guste que conserve algo de grumosidad, esto lo dejamos a tu elección, lo condimentas con sal y pimienta y vuelves a batir.

Al puré de garbanzos, añades el aguacate troceado, unas gotas de zumo de lima o limón y un poco de cayena o chile seco, para darle ese toque picante delicioso, y un chorrito de aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa. Y bates de nuevo hasta conseguir la consistencia deseada.

 Saber cómo abrir un aguacate y aprovecharlo al máximo es sencillo. Corta el aguacate por la mitad en dirección vertical. Lo giras sobre sí mismo y te quedarán dos partes, una con semilla y otra no. Si vas a utilizar todo el fruto, sí en esta receta de hummus, quita la semilla y extrae la carne con una cuchara. Si está en su punto de maduración, saldrá sin ningún esfuerzo. Si no está tierno, será más difícil y el sabor no es igual.

Por el contrario, si el aguacate está demasiado maduro, o en mal estado, presenta muchos puntos negruzcos o partes oscuras. Tienes que desechar estos trozos porque estropean y oxidan la salsa. Utiliza sólo la carne de aguacate que esté verde o amarillenta, nunca gris-negra.

Otro consejo o truco de cocina consiste en que conserves el aguacate siempre con la semilla, para evitar que se estropee u oxide.  Para evitar el desperdicio alimentario hay que comenzar por conservar bien los alimentos.

Esta sería la forma fácil de preparar un hummus de aguacate casero sin tahini. Lo sirves en un cuenco, espolvoreando unas semillas de sésamo y un toque de aceite de oliva virgen extra y ya tienes un acompañante ideal para platos de carne, pescados, ensaladas o tomar directamente con unos palitos de pan o triángulos de maíz, tal y como se hace con el guacamole u otras salsas.

Si quieres añadirle tahini, que también está presente en el hummus de garbanzos original, sólo tienes que batirlo con el resto de ingredientes.

El tahini es el resultado de tostar semillas de sésamo, puedes hacerlo en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra Sandúa y luego molerlo, para que lo puedas mezclar fácilmente con el puré de garbanzos. También lo puedes adquirir ya hecho, claro.

También puedes comprar online aceite de oliva virgen extra a los mejores precios en nuestra tienda online, donde por supuesto vas a encontrar las mejores variedades de aceite elaborado en Navarra, a partir de las aceitunas arbequina y empeltre recolectas en nuestros propios olivares.

Propiedades saludables y origen  del aguacate

Si quieres saber más sobre las propiedades y procedencia de este saludable fruto, te vamos a contar algunas curiosidades.  

México, Guatemala y las Antillas sería el lugar de procedencia del aguacate. De hecho, su nombre original, deriva del azteca ‘ahuacatl’, que significa nada más y nada menos que ‘testículo’, no hay más que ver su forma, y de ahí también su fama como afrodisíaco.

Cuando el aguacate llegó a España, junto con otros productos de las américas conquistadas, lo denominamos de una forma más modosa, ‘pera de las indias’, porque también recuerda a este fruto.

Como la manzana, el aguacate se puede comer todo el año, porque existen diferentes variedades con distinta época de recolección. Incluso, con la demanda del producto, también existen zonas en España que lo producen, sobre todo localizadas en Andalucía, como Málaga y Granada.

En España, único país europeo productor de aguacate, crece la variedad Haas, reconocida por su gran sabor.

A pesar de que el aguacate no da unas cifras de producción tan elevadas como las de los cítricos por hectárea cultivada, 10.000 frente a 60.000 kg., presenta una gran ventaja y es que no madura hasta que se extrae del árbol, como si éste fuera un frigorífico natural, por lo que no exige tanta celeridad en su recogida como otros frutos.

Las propiedades del aguacate son múltiples. El 23% de su peso está constituido por grasas, pero saludables, de tipo monoinsaturadas, como las del aceite de oliva. Por lo que ayuda en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y, por su composición en grasas insaturadas, reduce el colesterol ‘malo’ o LDL y aumentan el ‘bueno’ o HDL.

El aguacate es rico en vitamina E, que previene el desarrollo de enfermedades degenarativas, y vitamina C. Por su cremosidad, se unta fácilmente por lo que resulta una mantequilla vegetal saludable, frente a las margarinas industriales, elaboradas, en gran parte, con aceite de palma.

Este fruto es muy recomendable en deportistas y embarazadas porque aporta nutrientes muy necesarios en casos de sobreactividad muscular; y también relaja el sistema nervioso por su contenido en magnesio y vitaminas del grupo B.

Es decir, tienes muy buenas razones de salud, además de su sabor, para incorporar el aguacate a tu dieta saludable y gracias a su versatilidad, lo puedes incorporar en gran variedad de platos.


Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando en nuestro sitio web, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies