Recetas
La receta de sopa de pollo al estilo de la abuela y con todos sus trucos para que resulte perfecta

La receta de sopa de pollo al estilo de la abuela y con todos sus trucos para que resulte perfecta

La receta de sopa de pollo casera, al estilo de la abuela, es ese tipo de plato tradicional que tan bien sienta y que logra que el hogar huela más a hogar ¿A qué si? Y si además añadimos todas las cualidades que integran sus ingredientes, carne magra y verdura variada, tenemos un plato sano y saludable. Fácil de preparar y económico.

Así que vamos a mostraros cómo hacer una sopa de pollo de forma fácil y rápida, para que la disfrutes en cualquier momento. Porque también tiene la ventaja de que la puedes preparar con antelación e incluso congelarla para tomarla otro día.

Vayamos con los ingredientes del caldo de pollo casero:

 -2 patas enteras de pollo sin piel. (muslo y contra muslo)

-Huesos de pollo y de gallina. También puede ser cuello, por ejemplo.

-1 patata

-2 zanahorias grandes

-2 ramas de apio

-1 cebolla

-1 puerro

-Hierbas frescas: perejil, laurel, etc.

-Especias al gusto. Pimienta, comino, jengibre, clavo, etc.

-Aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa

Como hacer la sopa de pollo casera de forma fácil y rápida:  

Comenzamos esta deliciosa receta fácil y rápida de sopa de pollo casero al estilo de la abuela calentando en una cacerola alta por lo menos 1L de agua, al que echaremos las hierbas frescas y las especias elegidas. Os proponemos pimienta, comino y jengibre, pero ser muy moderados, porque sino dominarán el sabor de la sopa. La idea es que tomen este toque un poco oriental y levemente picante, pero sin pasarse. También podéis añadir otras que os gusten. Las especias tienen muchas propiedades saludables y dan un toque delicioso a la comida.

Cuando hierva el agua, agregar el pollo sazonado. Es importante que antes de echar el pollo al agua, le hayáis retirado la piel y los trozos de grasa amarillenta que suelen estar adheridos a la carne. Queremos una sopa de pollo sabrosa, pero no grasa.

A lo largo de la cocción se irá formando espuma que hay que ir retirando, junto con la grasa que suba a la superficie. Deja que el conjunto tome sabor durante media hora por lo menos.

Al mismo tiempo, ve limpiando y cortando las verduras para hacer el sofrito. Calienta aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa en una sartén. Este aceite es un coupage de aceitunas previamente seleccionadas de tipo hojiblanca, picual, etc., prensadas a las pocas horas de su recogida y envasadas inmediatamente. El resultado es un puro zumo de aceituna de primera calidad.

Cuando el aceite esté caliente, que no humee para evitar que se queme y se estropeen sus cualidades, agrega la verdura cortada y deja que se vaya ablandando. Después añade al conjunto el pollo que estaba en el caldo, para que se dore y coja más sabor y posteriormente vuelcas todo en el caldo.

Dejamos que la sopa se siga cocinando durante otra media hora con todos los ingredientes. Cuando veamos que la carne empieza a desprenderse, la retiramos, la cortamos y la agregamos de nuevo a la sopa, ya sin hueso.

Sazonamos de sal y de alguna especie si nos hemos quedado cortos de sabor y apagamos el fuego.

Trucos para conseguir una sopa de pollo al estilo de la abuela exquisita:

Un truco de cocina para evitar que la sopa de pollo quede grasienta consiste en dejar enfriar completamente el caldo en el frigorífico y retirar fácilmente la grasa que sube a la superficie. De esta manera te resultará mucho más fácil.

Otra sugerencia es añadir fideos finos en los últimos 15 minutos de cocción de la sopa. A los niños les encanta y completas las virtudes gastronómicas del plato.

También puedes añadir otras verduras que tengas en casa o restos de carne que te hayan sobrado. Cualquier verdura y carne magra es bienvenida en una buena sopa y así evitamos el desperdicio alimentario! La clave es que ninguna verdura domine al conjunto. Si te sobran 3 cebollas, por ejemplo, sólo debes usar una. La solución hacer otra sopa de cebolla! Las verduras tipo col tampoco valen. Tienen un sabor demasiado marcado.

Lo mismo con los restos de carne. No todo vale. Olvídate de echar vísceras a la sopa. Se disuelven y acaparan el sabor final. Y, por supuesto, lo que está pocho, está pocho. Dentro y fuera de la sopa. Así que, no se te ocurra añadirlo!

La respuesta a cuánta agua echo en la sopa de pollo, depende del montón de ingredientes que pongas. El agua debe rebasar la carne y verduras unos dos dedos. Si ves que es necesario más, puedes ir añadiendo agua durante la cocción.

Si tienes tiempo, lo idóneo es que la cocción de la sopa se haga a baja temperatura y durante más horas. Es la forma ideal de sacar el máximo sabor de los ingredientes, ir poco a poco. Un truco que sirve para la sopa, pero también para las legumbres y para cualquier plato de cuchara. A tener en cuenta!

El alcohol también añade sabor a la sopa. Para ello, puedes remojar la carne en vino blanco, tinto, jerez o finos. Dependiendo del sabor que te guste más. El alcohol se evapora durante la cocción, así que sólo dejará el sabor de la bebida.

Con todos estos consejos de cocina, ya sabes cómo hacer una sopa de pollo fácil y rápido al modo casero, para disfrutarla en casa! Deliciosa!

Y, si necesitas comprar aceite de oliva, ya sabes que puedes hacerlo a los mejores precios desde nuestra tienda online.

 


Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando en nuestro sitio web, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies