• Facebook
  • Google Plus
  • Twitter
  • LinkEdin
Recetas
Boletus salteados al ajillo

Boletus salteados al ajillo

El otoño nos trae deliciosos platos para disfrutar de los manajares de la tierra, y el boletus, y otras setas, son uno de ellos.

La receta de boletus salteados no puede ser más sencilla y rápida, pero tendrás que tener en cuenta algunos de los consejos de cocina que te exponemos para no fastidiar el excelente sabor de este hongo.

Ingredientes de la receta de boletus salteados al ajillo:

-1kg de boletus

-3 dientes de ajo picados

-Perejil

-Aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro.

-Sal en escamas o sal gorda

Tanto si has salido al campo a por los boletus o los has comprado, lo primero que tendrás que hacer es limpiarlos.

Un error bastante común es pasarlos por el grifo. Vale, pues ni se te ocurra. El boletus como cualquier otro hongo o seta es poroso, absorbe el agua, como una esponja, y luego la suelta al cocinar, por lo que perderá parte de su delicioso sabor.

Entonces, ¿cuál es la forma de limpiar boletus? Si son grandes es más fácil limpiarlos separando el tallo del sombrero.

Comienza cortando la punta del tallo que lo ancla a la tierra, por lo que tendrá restos del suelo.

Después quita la parte esponjosa que se encuentra adherida debajo del sombrero sólo si presenta un color verduzco.

Ahora coge un paño o un cepillo suave y ve limpiando con cuidado el boletus de la suciedad que tenga.

Cuando hayas quitado los restos de tierra del boletus, los laminas finos y los guardas, mientras doramos los ajos picaditos en la sartén.  Ojo! Sólo hay que dorarlos, es fácil que se nos quemen y amarguen el aceite. Para esta receta de boletus, hemos elegido un aceite de oliva virgen extra de Navarra Premium, Capricho Navarro Arbequina. Un aove de cosecha temprana, de los olivares que Aceites Sandúa cultiva en el sur de Navarra, una zona de histórica tradición aceitera.

Cuando los ajos estén en su punto, añadimos los boletus laminados y cocinamos a fuego medio hasta que vayan cogiendo color tostado y un poco de sal gorda. Si dispones de sal en escamas, la puedes añadir al final, junto con el perejil. Tampoco es bueno pasarse con el cocinado de los hongos, porque pierden ese sabor tan característico y quedan gomosos. Lo peor que le puede pasar a este guiso! Son sólo unos minutos en la sartén, recuérdalo.

En el momento en que veamos que están listos, retiramos los boletus y espolvoremos perejil picado. Y ya tienes un delicioso plato de otoño para disfrutar.

Consejo de cocina. Los boletus, como casi todas las setas y hongos, acompañan fenomenal con taquitos de jamón que añaden a la sartén, mientras los cocinas. Te recomendamos que hagas esto con setas de menos calidad culinaria, porque los boletus tienen por sí mismos un sabor tan excepcional que no necesitan nada más para degustarlos.

Si tienes pocos hongos, también puedes aprender cómo hacer un buen revuelto de boletus. Para ello, tienes que seguir los pasos anteriores pero añadir huevo batido a los hongos, cuando ya estén listos e ir removiendo, para que quede jugoso, e impedir que acabe en tortilla.

Si por el contrario te ha ido bien el día y has recogido un montón de boletus, puedes congelarlos, una vez troceados y limpios. A la hora de cocinarlos, no habría que descongelarlos previamente para que no se queden aguachinados, los echas directamente a la sartén con el aceite de oliva virgen extra caliente.

Para comprar aceite de oliva virgen extra de Navarra online, puedes hacerlo a los mejores precios en nuestra tienda, donde también encontrarás una amplia gama de aceites 100% saludables.


Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando en nuestro sitio web, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies