Recetas
Receta tradicional de buñuelos de viento caseros

Receta tradicional de buñuelos de viento caseros

 'El fuego crepita en la chimenea, y en el silencio de la noche se oye el viento golpear en la ventana', mientras ojeamos, no sin miedo, ‘El monte de la ánimas’ de las famosas Rimas y Leyendas, de Gustavo Adolfo Bécquer, constatamos que un año más ha llegado la terrorífica Noche de Difuntos. Tan nuestra como olvidada debido a la arrasadora irrupción de esa versión americana, conocida como Halloween.

Menos mal que al día siguiente sí que seguimos celebrando algo muy nuestro como el día de Todos los Santos y por ello os proponemos esta receta tradicional de buñuelos de viento con aceite de oliva, más sanos y saludables, para disfrutarlos en familia.

Y ahora, vamos a contaros como hacer buñuelos caseros de forma fácil y rápida para endulzaros en estos días de frío. 

Ingredientes de la receta tradicional de buñuelos de viento caseros:

140 ml. de leche

50 gr., de mantequilla

120 gr. de harina

Medio sobre de levadura

3 huevos

Aceite de oliva Sandúa Sabor Suave o aceite de girasol alto oleico Sandúa 

1 cucharita pequeña de sal

Azúcar glass

Canela en rama

Corteza de limón

 Elaboración:

Ponemos en un cazo a hervir, la leche, el agua, la mantequilla y la sal, con la rama de canela y la corteza de limón. Cuando comience a hervir añadimos la harina poco a poco, a la que habremos incorporado la levadura y vamos removiendo a fuego suave, para que se disuelva por completo sin que quede ningún grumo.

Retiramos el cazo del fuego y vamos añadiendo los huevos de uno en uno para que se mezclen perfectamente a la masa. Cuando todos estos ingredientes estén perfectamente integrados en la masa, comenzamos a hacer buñuelos de viento caseros.

Ponemos a calentar abundante aceite de oliva en una sartén. Es importante que elijamos un aceite de oliva sabor suave como el de Sandúa ya que aporta todas las propiedades de este aceite pero respetando el sabor propio del postre. Sino queremos que aporte sabor, podemos decantarnos por el aceite de girasol alto oleico. Ideal para frituras, porque aguanta altas temperaturas, y es rico en ácido linoleico, ácido oleico y vitamina E. Todos ellos fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. 

Mientras el aceite se calienta, vamos haciendo bolas de la masa con la ayuda de dos cucharas no muy grandes y las depositamos en el aceite caliente. Notaremos que las bolas se van hinchando y flotan. Se tienen que dorar bien por todos los lados para que la masa quede bien hecha por dentro. Para ello, ponen aceite sufiente para cubrir las bolas de buñuelos de viento. 

Una vez estén doradas, vamos sacando las bolas de la sartén y depostimos sobre un papel absorbente para que escurra la grasa sobrante. 

Después, colocamos los buñuelos de viento dulces y esponjosos en una fuente y espolvoreamos con azúcar glass y algo de canela, al gusto. 

Nuestro consejo de cocina es que hagáis diferentes tipos de buñuelos, unos de viento y otros rellenos con nata, crema pastelera o incluso trufa, para hacer las delicias de todos los comensales. Lo que está claro es que estos deliciosos buñuelos caseros no os van a durar mucho, sobre la mesa! Y más si los acompañáis de un chocolate caliente. Un día es un día! 

Y, recuerda que para comprar aceite de Navarra lo puedes hacer fácilmente a través de nuestra tienda online, donde encontrarás diferentes variedades a los mejores precios. 

 


Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando en nuestro sitio web, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies