Nosotros

HISTORIA DE ACEITES SANDÚA

Fue en el año 1975 cuando Lorenzo Sandúa Macaya fundó la empresa en la localidad navarra de Ablitas. Desde entonces, con esfuerzo, tesón e iniciativa, la empresa no ha dejado de crecer día a día y ha dibujado una brillante trayectoria en el mundo del aceite, caracterizándose siempre por elaborar aceites de la máxima calidad a partir de un riguroso control y selección de materia prima.

Nuestra filosofía

Lograr la máxima satisfacción de los clientes es lo que guía a Sandúa desde sus orígenes. Para ello, se busca ofrecer un producto de calidad con nombre propio y un servicio de distribución eficaz, rápido y personalizado. Con este objetivo, la empresa dispone de una red de distribuidores en las distintas provincias de prácticamente toda España, teniendo especial cuidado en que no coincidan unos con otros en sus respectivas zonas de influencia. En Navarra, Aceites Sandúa cuenta con una red de distribución propia.

En la actualidad Sandúa se encuentra inmersa en un ambicioso plan de expansión internacional y búsqueda de nuevos mercados. Así, los aceites se venden ya en países como Estados Unidos, Italia, Holanda, India, Andorra, Dinamarca, República Checa, Finlandia, Polonia, Bélgica y Uruguay. Mientras, en países como Francia, Irlanda y Alemania, donde ya estaban presentes, se ha ampliado con éxito la cartera de clientes.

Nuestras instalaciones

Inmersa en una etapa de expansión, Aceites Sandúa ha desarrollado en los últimos años un importante plan de inversiones y proyectos encaminado a ampliar y modernizar sus instalaciones en la localidad de Ablitas, en el sur de la Comunidad Foral de Navarra. Recientemente la empresa invirtió más de un millón de euros en ampliar sus instalaciones y dotarlas de la más moderna tecnología. Además, la nueva sede incluye un laboratorio propio y cada año se siguen realizando nuevas inversiones, destinadas a afianzar la calidad de los productos.

Comprometidos con el medio ambiente

En línea con los nuevos modelos energéticos, y como parte de la política de responsabilidad social corporativa de Aceites Sandúa, la empresa ha instalado en sus instalaciones un sistema de placas solares fotovoltaicas para aprovechar al máximo la luz solar en la generación de electricidad y contribuir así a la mejora y respeto del medio ambiente.