Recetas

Receta fácil de tarta de castañas con chocolate, sin horno

 

 

 

Seguramente, las castañas representan como ningún otro fruto seco, la llegada del otoño. El olor y el humo que desprenden al ser asadas, nos transmiten ese calor nostálgico que nos resulta tan agradable recordar.

Aquí, os proponemos transformar todo este romanticismo en una deliciosa tarta de castañas con chocolate para disfrutar durante cualquiera de estas tardes otoñales que se avecinan.

Además de ser un fruto de temporada, la cualidades de las castañas reclaman nuestra atención para ser consumidas dentro de una dieta saludable.

Las castañas contienen pocas calorías, son ricas en fibra, proteínas e hidratos de carbono. Por tanto, resultan muy útiles para facilitar el funcionamiento del intestino y al producir un gran efecto saciante, son apropiadas en dietas de adelgazamiento. Entre los minerales que contienen, encontramos el potasio, hierro y fósforo y según diversos estudios son eficaces antiinflamatorios.

Por todo ello, vamos a elaborar esta receta fácil de tarta de castañas y chocolate, sin horno.

Ingredientes:

300 gr de castañas
Leche entera para cubrir las castañas
150 gr. de chocolate negro para postres

100 gr de azúcar
100 ml aceite virgen extra Capricho Navarro Empeltre

50 ml de leche

Cobertura de chocolate
100 gr chocolate
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Empeltre

Elaboración

Una de las cosas más divertidas de esta recta fácil y sin horno es que podéis ser vosotros mismos quienes recojáis las castañas directamente en el campo con los niños, en una excursión familiar, con amigos, etc., y así disfrutáis de estos preciosos árboles que se tiñen de marrón dorado en otoño.

Para comenzar con esta deliciosa tarta otoñal, pelamos las castañas y las ponemos a cocer en la leche previamente calentada. La leche tiene que cubrir completamente las castañas, para que se empapen bien y queden tiernas. Utiliza leche entera. Si no te va bien la lactosa, utilizas leche sin lactosa que puedes encontrar en cualquier supermercado.

Cuando ya estén blandas, se sacan de la leche, se escurren y se les quita rápidamente la piel, imporante! Porque luego se secan se hace muy difícil retirarla.

Después las trituramos con una batidora a velocidad alta, para obtener un puré sin grumos y reservamos.

Ahora vamos a fundir los 150 gr., de chocolate para la tarta en el mcroondas con el aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Empeltre. Es un aceite de calidad Premium de sabor afrutado que marida estupendamente con postres. También hay que tener en cuenta que, por los beneficios del aceite de oliva virgen extra, siempre es más recomendable utilizar este tipo de grasa que las saturadas que encontramos en las margarinas y mantequillas.

Si fundes el chocolate en el microondas, hazlo siempre a una temperatura baja, la de descongelación está bien, para que no se queme.
Cuando el chocolate esté listo, mézclalo con el puré de castañas, la leche y el azúcar de forma suave pero asegurándote de que todos los ingredientes queden bien integrados.

Después escoge un molde para tartas o varios pequeños si quieres hacer raciones individuales y reparte la mezcla, habiéndolos engrasado antes con un poco de aceite. Mete en el frigorífico de 2 a 3 horas para que adquiera consistencia.  

Mientras, vamos a hacer la cobertura de chocolate para la tarta. Para ello fundimos el chocolate de la misma manera que hemos hecho antes si lo que quieres es una cobertura de chocolate negro, para nuestro gusto la mejor y la más sana, sobre todo si la diluimos con un buen aceite de oliva virgen extra como el Capricho Navarro Empeltre.

Si prefieres darle un sabor más ligero al chocolate puedes fundirlo también con un chorrito de leche. Esto va según gustos, ya sabes.

Por último, desmolda la tarta y añade la cobertura de chocolate caliente. El contraste frío de la tarta de castañas y el chocolate caliente resulta delicioso. Puedes decorar con unas hojas de menta fresca, una cucharadita de couli de frutos rojos, moras, frambuesa o arándanos al natural, o una corteza de naranja. Con cualquier elección, tu postre quedará espectacular y tienes que admitir que es una receta fácil y sin horno,  ¿Qué más quieres?

 Fotos: Unsplash