Recetas

Ensalada de temporada con higos frescos, a la vinagreta de aove y mostaza

Al final del verano y cuando ya nos adentramos en septiembre, es tiempo de otra de las frutas más deliciosas de nuestra huerta, los higos.

A veces se pueden confundir con las brevas, pero son frutos diferentes. Y científicamente ambos ni siquiera serían frutos, sino infrutuescencias (un fruto adherido a otro).

La razón de la confusión entre higos y brevas estriba en que ambos son frutos de una higuera que pueda dar dos cosechas, una a principios de verano, las brevas, menos dulces y otra a finales del verano comienzos de septiembre, con los higos que son verdes violáceos y su sabor es mucho más dulce.

Esta diferencia es origen del refrán popular ‘de higos a brevas’, que alude al extenso margen de tiempo que sucede entre las dos recogidas.

Tanto uno como otro fruto poseen cualidades muy beneficiosas para nuestro organismo y no poseen tantas calorías como habitualmente se cree.  47 calorías por 100 gr., muy similar a las de la manzana.

Las propiedades del higo son múltiples. Favorece el tránsito intestinal por su contenido en fibra; Aporta grandes dosis de potasio y es bajo en sodio, por lo que es recomendable para personas hipertensas; es un gran antioxidante natural por lo que contrarresta el efecto de los radicales libres consecuencia del envejecimiento y gracias a su vitamina A, fortalece cabello, piel y huesos.

Receta

Pero, vayamos con la sabrosa y original receta que os queremos proponer, una ensalada de temporada con higos frescos aderezada con vinagreta de aceite de oliva virgen extra y mostaza.  

Ingredientes:

-1 higo maduro por comensal

-100 gr. de queso fresco, de cabra, fetta o mozzarela

-Rodajas de pepino y zanahoria, al gusto.

-Algún tomatito cherry

-6 nueces

-Hojas variadas de lechuga, canónigos, rúcula, hoja de roble, espinacas.

Vinagreta:

-Aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Empeltre

-Mostaza en grano de Dijon

-Aceto balsámico de Módena

-Unas gotas de zumo de limón

-Miel de caña

-Sal y pimienta negra

En esta receta, comenzamos mejor con la salsa vinagreta. En un bol pequeño mezclamos una cucharada de mostaza de Dijon, la que más nos gusta es la de grano por ser la más natural, con una cucharadita de aceto balsámico, unas gotas de zumo de limón, una cucharada de miel de caña, que es más líquida, un poco de sal y una pizca de pimienta negra. Revolvemos todos estos ingredientes y vamos añadiendo poco a poco el aceite de oliva virgen extra Capricho Navarro Empeltre. Es un aceite de gran calidad y sabor afrutado suave que dará un toque único a esta vinagreta.

Mezclamos poco a poco para ir consiguiendo una vinagreta homogénea y reservamos.

Ahora, procedemos a preparar la ensalada. Lavamos y escurrimos bien las hojas variadas de lechuga, rúcula, canónigos, espinacas, hoja de roble o cualquiera de las variedades de hojas que hayamos elegido. Lo adecuado es que mezclemos diferentes variedades para darle un toque variado a la ensalada.

Nuestra recomendación sería preparar un plato de lechugas variadas por cada comensal para que luzca más bonita la ensalada y mostrar bien visibles los otros complementos. Los tomates cherrys lavados y troceados en cuartos; alguna rodaja de pepino y zanahoria en crudo, nueces y pequeños trozos del queso fresco elegido: queso feta, que aporta un sabor intenso; de cabra o de burgos, si buscamos algo más suave.

Por último, lavamos los higos y lo abrimos en cuartos, como una flor, sin trocearlo, para que le de un toque exótico en el centro del plato.

Por último rociamos cada plato con la vinagreta reservada y a disfrutar de esta ensalada de temporada, tan diferente y suculenta!