Recetas

Tabulé de quinoa con verduras

  

La receta de tabulé o tabbouleh con verduras te va a resultar muy práctica este verano. Es un plato sano, muy saludable por todo los nutrientes que aporta y además lo puedes tomar frío, por lo que es muy cómodo para llevarlo en tupper a la piscina, a la playa, o a la oficina si todavía sigues trabajando. 

La quinoa es una semilla muy de moda actualmente, pero tiene años de antigüedad. Su origen se sitúa en los andes y los habitantes de la zona ya la consumían y tenían en gran consideración antes de la llegada de los conquistadores españoles.

¿Y por qué resulta tan beneficiosa para nuestro organismo? Razones no le faltan:

  • Tiene un alto nivel proteíco
  • Aporta gran cantidad de minerales como calcio, hierro o magnesio y de vitaminas C, E, B1, B2. Y es un hidrato de carbono complejo. Todo ello supone que la quinoa es muy valiosa como alimento para los deportistas
  • Contiene aminoácidos beneficiosos para el cerebro.
  • Es un alimento rico en fibra por lo que es de gran ayuda al tránsito intestinal y su contenido en calorías es muy bajo, por lo que es muy conveniente en dietas de adelgazamiento. Además, contribuye a controlar los niveles de colesterol en sangre. 
  • Es un gran antioxidante por lo que ayuda a mejorar la salud general del organismo.

Todas sus propiedades, han llevado a la quinoa a ser catalogada como uno de los alimentos más sano que existen por parte de la FAO.

Vistas todas sus propiedades, te proponemos esta deliciosa receta de Tabulé o tabbouleh con verduritas a la plancha.

Los ingredientes que necesitarás para prepararla son:

 

  • 2 tazas de Quinoa
  • El zumo de un limón
  • Aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa
  • sal y pimienta
  • 1 tomate
  • Medio calabacín
  • 2 pimientos amarillos, rojos o verdes o mezclados
  • 1 cebolla
  • Perejil picado
  • Hojas de menta, albahaca o rúcula

En primer lugar preparamos la quinoa. La puedes elaborar cocida en agua hirviendo como la pasta, o bien como un arroz, que es la forma que vamos a contaros aquí.

Para empezar, lavamos la quinoa para quitar la saponina que le da ese sabor amargo. Ponemos la quinoa en un colador fino y la pasamos por un buen chorro de agua fría, durante unos minutos.

Después, calentamos  un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa, un coupage resultante del puro zumo de aceitunas de diferente variedades, que aporta un gran sabor y posee una excelente calidad, al ser un producto 100% natural. A continuación añadimos la quinoa y dejamos que se cocine un poco. Tras este paso, agregamos dos proporciones de caldo por una de quinoa y dejamos que hierva a fuego fuerte durante unos minutos.

Ahora podemos taparla y bajar la temperatura a fuego lento durante unos 15 minutos. Veremos que el grano se vuelve transparente y el germen se va separando del grano. La quinoa debe estar al dente, cuando la apartamos del fuego, porque se seguirá cocinando. La mantenemos tapada otros 5 minutos así, para que absorba toda la humedad. Pasado este tiempo, comprobamos que la quinoa queda suelta y ligera. Reservamos y nos disponemos a cocinar las verduras.

La quinoa, como la pasta o el arroz, combina con cualquier hortaliza que tengamos en casa. Aquí os proponemos combinarla con unas verduritas a la plancha, más al estilo árabe del tabulé, pero también podéis hacer una ensalada con la quinoa fría o mezclarla con una carne guisada, de guarnición para pollo, pescado, etc. Como os apetezca más.

Las hortalizas que hemos elegido son los pimientos (rojos, verdes o amarillos), calabacín, tomate y cebolla. Lavamos y cortamos estas verduras y las ponemos a la plancha, a la parrilla o incluso al horno, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa.

Antes de añadir las verduras a la quinoa, preparamos en un bol una salsa con el zumo de limón, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra Gran Selección Sandúa, perejil picado a ser posible fresco o cualquier otra hierba fresca que os guste como el tomillo, romero, salvia, etc., junto con sal y algo de pimienta.

Echamos la salsa a la quinoa cocinada, removemos para que coja sabor y después añadimos las verduras y mezlamos todo. Decoramos con unas hojas de menta y ¡Listo!

Este plato se sirve templado. La quinoa con verduritas Resulta deliciosa, altamente nutritiva y con pocas calorías. Ideal para el verano.