Recetas

Bombones con aove para San Valentín

  

Un buen día de San Valentín merece sus deliciosos bombones. ¿A qué si? Pues vamos a ello. En esta ocasión, los podemos elaborar en casa y además añadirles como ingrediente estrella y 100% saludable un exquisito aceite de oliva virgen extra como el de Gran Selección Sandúa o cualquiera de los monovarietales Arbequina o Empeltre de Capricho Navarro Sandúa.

Nuestra elección dependerá de si queremos que el sabor del aceite destaque más o menos en el bombón. El de Gran Selección aporta un sabor más persistente al incluir un coupage de aceitunas como picual, hojiblanca, etc., mientras que los monovarietales resultan más indicados para la elaboración de postres, por su suavidad y gusto afrutado. A vuestra elección!

Como en la variedad está el gusto, vamos a hacer bombones de varios tipos, con capas de chocolate blanco, con leche, negro. Podéis elegir cómo combinarlas.

Ingredientes:

-200 gr de chocolate negro sin azúcar, con una proporción elevada, podéis encontrar hasta del 90% si os gusta el sabor amargo del chocolate puro

-150 gr., de chocolate con leche

-150 gr., de chocolate blanco

-100 gr., de aceite de oliva Gran Selección o Capricho Navarro Sandúa

-4 moldes de silicona de 15 bombones cada uno , que podéis encontrar en ferreterías, tiendas de artículos para el hogar, etc.

Vamos a elaborar bombones de tres capas,  que se deberán ir enfriando por separado para que no se mezclen, así que deberemos ir derritiendo cada tipo de chocolate de uno en uno.

   

Según tu gusto o el de tu pareja de San Valentín, quién sabe? Puedes elegir el orden de las capas de chocolate y dar prioridad a uno u a otro, según te apetezca. Dos del negro, para los amantes del chocolate puro, dos del blanco para los más dulceros, otro que combine los tres tipos, etc. 

Podemos empezar por fundir la mitad del chocolate negro. Lo puedes hacer al baño maría, ya sabes poniendo el chocolate en un cazo que a su vez se coloca en otro más grande lleno de agua caliente, para que se vaya deshaciendo al fuego, sin quemarse, suavemente. Otra opción más cómoda, es derretirlo en el microondas con unas gotas de aceite, a la temperatura mínima, la de descongelación. Si lo pones  a un calor elevado, es fácil que se te queme, así que vigila esto.

Una vez derretido, colocamos una primera capa de chocolate negro en los moldes y dejamos que se enfríe en el frigorífico.

Ahora derretimos el chocolate blanco de la forma que más nos convenga y después le añadimos, mezclando cuidadosamente, un cuarto del aceite de oliva Gran Selección o Capricho Navarro Sandúa (25 gr.)

Sacamos los moldes de la nevera y ponemos la capa de chocolate blanco sobre la anterior, dejando espacio para una tercera capa.

Volvemos a meter los moldes en el frigo para que se enfríe esta segunda capa de chocolate blanco.

Finalmente, toca derretir la parte reservada de chocolate negro para verterla en los moldes como última capa. Una vez más, colocamos los moldes en la nevera para que se enfríen los bombones y adquieran consistencia. Podemos decorar la parte de arriba con trocitos de chocolate negro, azúcar glass, canela o frutos secos picados.

 

Con el chocolate restante, vamos procediendo de la misma manera, derritiéndolo con un poco de aceite de oliva y superponiendo capas, de una en una, conforme se vayan enfriando.

Otro tipo de bombón, sería combinar el chocolate negro, con una capa intermedia de chocolate con leche al que añadiremos el aceite de oliva y acabar con chocolate negro o blanco.

Recuerda que la capa de en medio es a la que añadiremos el cuarto de aceite de oliva, que le aportará ese sabor tan especial y lo hará más saludable!

Bueno, pues ya tienes unos bombones con aove de lo más especiales para celebrar San Valentín con tu pareja. Feliz San Valentín!