Recetas

Fresas con aove, un postre original y delicioso

 

Ahora que ya ha comenzado la temporada de fresas, te queremos sorprender con una receta muy fácil de un postre original y delicioso, fresas con aove, piña y frutos secos. 

Se trata de aunar la fresa con un aceite de oliva virgen extra de gran calidad. Nuestro consejo es que no tiene que tener un sabor fuerte, para evitar que anule el de la fresa, así que elegimos el monovarietal Arbequina o Empltre Capricho Navarro de Sandúa. Es un puro zumo de aceituna, de cualquiera de estas variedades, que resulta afrutado y suave al paladar, por lo que quedará perfecto en esta receta.

Para empezar los ingredientes:

-1/2 Kg. De fresas de temporada frescas

-50 grs. Azúcar

-2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Arbequina o Empeltre Capricho Navarro Sandúa

-300 gr., de piña cortada en tacos

-Un chorrito de licor Cointreau, por ejemplo. Para los abstemios y niños se puede sustituir por zumo de naranja.

-Un puñado de avellanas o almendras.

En primer lugar, limpiaremos las fresas y les quitamos la hoja verde superior. Las cortamos en taquitos y las cubrimos con azúcar y añadimos el aceite, cucharada a cucharada. Las fresas no tienen que flotar en el aceite, sólo se tienen que empapar para que cojan el aroma y sabor.

Dejamos la mezcla en la nevera, para que se vaya macerando, durante dos horas por lo menos.

Cortamos también la piña en tacos pequeños y le añadimos un poco de licor o zumo de naranja, lo que hayamos elegido, y reservamos. El cointreau es un licor fruto de la maceración de cáscara de naranja, por tanto el truco de sustituirlo en esta receta por zumo de naranja, resulta muy adecuado. Y es lo mejor, si queremos abstenernos de beber alcohol o el postre también es para niños.

Cogemos una sartén, donde ponemos a calentar una cucharada del mismo aceite que hemos empleado para las fresas, Capricho Navarro Sandúa, y a continuación echamos los frutos secos. Avellanas, almendras o nueces, el fruto seco al natural que tengamos en casa y lo tostamos. Le añadimos una cucharada de azúcar, para que el conjunto se caramelice.

Cuando estén listos los frutos secos, los machacamos con un mortero, para que queden triturados, pero no en polvo, se tienen que notar los trocitos crujientes.

Pasado el tiempo de maceración y justo antes de servir, sacamos las fresas de la nevera y vamos colocando los ingredientes ya listos, por láminas.

Este postre va a quedar muy lúcido si lo colocas en vasos no muy grandes, los de vino pueden valer, que sean de cristal transparente para que se aprecien las diferentes capas.

Primero pones una capa de fresas, luego de piña y finalizas con un topping de frutos secos. Si lo decoras, con una hoja de hierbabuena o menta, el conjunto es espectacular. ¿A qué si?

Ya verás qué delicia de receta para un plato sano y original!