Noticias

La croqueta de cigalas de Helga Ortega, campeona del I Concurso Popular de Gipuzkoa

 

La croqueta de cigalas, elaborada por Helga Ortega, resultó la campeona del IConcurso Popular de Croquetas de Gipuzkoa, celebrado el 16 de enero en el Hotel Mª Cristina de Donostia, con la participación de Aceites Sandúa.

El segundo puesto del concurso fue para José Mª Egurza con una croqueta de paletilla ibérica y el tercero para la joven Raquel Ezcurra, de tan sólo 20 año, con una croqueta de rabo de toro.

El jurado, compuesto por  expertos y cocineros como es el caso de Rubén Trincado, poseedor de una estrella Michelín o Iñigo Lavado, destacó tanto el nivel del concurso ya que los participantes eran aficionados,  no profesionales.

Mimo San Sebastián (anteriormente San Sebastian Food) fue el escenario del I Concurso Popular de Croquetas de Gipuzkoa que se celebraba coincidiendo con el Día Internacional de la Croqueta.

Helga Ortega, donostiarra de 45 años, fue la ganadora de esta primera edición con una croqueta de cigalas, y recibió  de manos del chef Iñigo Lavado y Edur García , director comercial de Croqueta y Presumida, el galardón y el cheque de 300€ en producto como primer premio del certamen.

Según Hel ga Ortega, el secreto de su croqueta premiada se basa en su elaboración. “Primero separo las colas de las cigalas y con sus cabezas he hecho un fumé con cognac flambeado, un poco de puerro, cebolla y pimentón. Después he puesto a hacer las colitas al vapor de las cabezas. Las he reservado y he machacado las cabezas he sacado el jugo corto y con el he hecho la besamel. He mezclado todo, he rebozado y ¡a comer!”.

En segunda posición quedó José Mª Egurza, quien se decantó por la línea tradicional con paletilla ibérica. El periodista Eduardo Yañez le hizo entrega del cheque de 100€ en producto de Croqueta y Presumida.

José Mª Egurza comentó la forma de preparación de su croqueta: “Paletilla ibérica a la que he añadido mantequilla, con un aceite de oliva macerado en trufa. Luego he utilizado harina que previamente he quemado en el horno para quitarle el sabor. A todo esto le he añadido leche y nata. Cuando la besamel ya tenía cuerpo le he echado mantequilla en crudo y la he rebozado con pan rallado y sésamo”.

El tercer puesto recayó en Raquel Ezcurra, la participante más joven con tan solo 20 años. Su croqueta de rabo de buey sorprendió por su forma cúbica, en la que  llevaba pinchada una pipeta rellena de una reducción del caldo del guiso, que había que apretar para que entrara antes de degustarla. Ha recibido el galardón en manos de Patricio Fuentes, Head chef de Mimo San Sebastián y de José Aguirrezabal, jefe de estudios de la Escuela Superior de Hostelería de Gipuzkoa. La premiada explicaba su particular receta de croqueta: “Mi croqueta es de rabo de toro. He hecho un estofado con el. Luego he hecho una reducción de su caldo. He desmigado todo el rabo, lo he metido en la besamel, que he hecho antes, y la he rebozado con panko y pistachos”.